jueves, 28 de abril de 2011

Porque es mejor amar que ser amado.


- ¿Cómo vas con el chico afortunado?
+ Pues me sigue gustando igual y le seguiría haciendo 83453857457478 hijos.
-Jajajaja! Madre mía!
+ Y tu qué tal con la chicha afortunada?
-Pues lo veo oscuro....
+ Enciende la luz con sólo un zás. Quiero decir que seas positivo, que no te rindas,
que esperes, que venzas al tiempo.
- No, de verdad, es que todo es muy complicado, no lo entiendes.
+ Tu crees que lo mio con él va a funcionar? Pues yo lo veo crudo. Pero sigo ahí,
no hay nada que me venza ni me detenga, persisto e insisto en que el tiempo pueda
darme la oportunidad de besar sus labios, de decirle te quiero, pero un te quiero sincero.
Quiero abrazarlo todo el tiempo del mundo y que me susurre todo lo que le gusto, todo lo
que duraremos y todo lo que me quiere. Quiero saber el sabor de su boca y sentir el calor
de sus brazos cuando tenga frió y que me sonría cuando más lo necesite. Que seamos los 
dos y el mundo. Pero no, aquí me ves queriéndole hasta la última gota de mi sed, dándole
todos los minutos de mi vida sin miedo a perderlos, porque son preciosos. Y el le da cariño
a otras, pero persisto e insisto en el que tiempo pueda darme esa oportunidad, porque le quiero.

2 comentarios:

  1. Preciosa tu entrada!! Llevas toda la razon
    Un besito ♥

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias preciosas :) Un beso <3

    ResponderEliminar

Sentimientos <3